domingo, 8 de junio de 2014

Excursión a la granja escuela

El pasado miércoles los pequeños monstruitos, junto al resto de alumnos de infantil, nos dispusimos a pasar un estupendo día en la granja escuela La Loma de Elche.

Muy emocionados salimos en fila por parejas todos preparados con nuestras mochilas repletas de ilusión y con nuestras gorras, estábamos guapísimos.




Subimos al autobús y nos abrochamos nuestros cinturones. Nos esperaba un viajecito en el que hablamos, cantamos y reímos.














Una vez llegamos a la granja, nada más bajamos del autobús, conocimos a nuestros monitores, Sabrina y Javier, los que nos guiaron hasta la entrada.






Pero antes de empezar teníamos que coger fuerzas, nos esperaba un día muy ajetreado, así que nos sentamos a almorzar.




Con las pilas cargadas comenzamos a visitar las instalaciones de la granja y conocimos a los animales que viven allí: cabras, burros, conejos, gallinas, vacas, toros, caballos...































Incluso tuvimos la oportunidad de entrar al corral de las cabras y las ovejas. Aunque algunos tuvimos un poco de miedo, al principio, las pudimos tocar y cepillar. Fue una experiencia inolvidable.



































Seguidamente, fuimos al almacén donde, Sabrina y Javier, nos repartieron una regadera a cada uno y nos explicaron que íbamos a plantar unas semillas mágicas.






Luego pasamos a la fuente a llenar con cuidado nuestras regaderas:



Y con mucho cuidado de no derramar el agua nos dirigimos al huerto.




Pero antes conocimos a los perros guardianes y nuestro monitor, Javier, los refrescó con un poco de agua.






Una vez en el huerto, nos sentamos en un pequeño porche y Sabrina nos repartió a cada uno una semilla mágica y pedimos cada uno un deseo.







Cuando todos teníamos una semilla la plantamos en una zanja que hizo Javier.
















Para finalizar nuestra visita al huerto cada uno eligió una planta y la regó con la regadera. Pues Sabrina y Javier nos contaron que las plantas además de tierra y sol necesitan agua para crecer.












De vuelta al almacén vimos más animales de la granja:









Una vez guardamos las regaderas, nos lavamos las manos y fuimos a hacer pan. Allí descubrimos que los ingredientes para hacer pan son: harina, agua, sal y levadura. Y Javier nos contó la historia de la tía Melitona, una antigua monitora de la granja, que se ha hecho muy mayor y ahora se dedica a hornear el pan que hacen los niños en la granja. Así que nos enseñó una canción para llamarla.















 

 

Y la tía Melitona apareció y se quedó para ver como amasábamos el pan.


Fue muy divertido, casi era como jugar a la plastilina.
 











Cuando acabamos el proceso de amasar, los monitores colocaron nuestros panecillos en bandejas y se los llevaron para que la tía Melitona pudiese hornearlos, mientras tanto nosotros fuimos a comer.







Tras la comida, para descansar un poco, fuimos al salón de actos y vimos un teatro de marionetas:





Una vez finalizó el teatro nos dirigimos a una pequeña balsa de agua para dar un paseo en una zodiac.







Mientras esperábamos nuestros turnos Sabrina amenizaba la espera con canciones y bailes.



Para finalizar, nos pintamos la cara, nos aseamos y nos dirigimos nuevamente al autobús para regresar a casa.



En nuestras caras se ve reflejado lo bien que nos lo pasamos y también lo cansados que acabamos. Algunos no lo pudimos resisitir y nos echamos una cabezadita.








¡¡Un saludo monstruoso!!

No hay comentarios:

Publicar un comentario